Carrer Nord, 42 - 17600 Figueres - Girona
Rehabilitación de drogas

Rehabilitación de drogas: Verdades y mitos

La rehabilitación de drogas es el proceso de psicoterapia y tratamiento médico para la dependencia de sustancias psicoactivas como la cocaína, el fentanilo, la heroína o la marihuana.

El abuso de drogas es un problema de salud serio. Las muertes relacionadas con sobredosis en los países occidentales han alcanzado niveles preocupantes. De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades Americanos (CDC) estiman que cada día mueren más de 130 personas en EEUU por causas relacionadas con las drogas. 

El uso recreativo de sustancias ilegales, incluso a corto plazo, puede tener graves efectos en la salud. Entre estos efectos se incluyen ansiedad, paranoia, depresión, pensamientos suicidas, alucinaciones, náuseas, aumento de la frecuencia cardíaca y presión arterial….

Pero el verdadero problema es el consumo a largo plazo, en el que a estos problemas se suelen añadir otros como el comportamientos violentos  y otro tipo de manifestaciones convulsivas  que puede ocasionar problemas legales. El abuso de drogas también puede llevar a la adicción. Y superar la adicción no es fácil. Por tanto, el apoyo profesional para la rehabilitación de drogas es recomendable para tratar los problemas de adicción.

Los mitos sobre la rehabilitación de drogas existen. Por tanto, si tú o un ser querido tiene problemas con las drogas y estáis considerando entrar en rehabilitación, es importante tener todos los datos para tomar una decisión más informada. Aquí, presentamos cinco mitos comunes sobre la rehabilitación de drogas y los hechos para contrarrestarlos.

MItos y realidades sobre la rehabilitación de drogas

Primer mito: Solo las personas con dinero pueden permitirse la rehabilitación de Drogas

En primer lugar, en España contamos con centros públicos de rehabilitación de drogas. Sin embargo su funcionamiento no es tan ágil como el de los centros de rehabilitación privados y el tiempo es importante para tratar las adicciones.

En cuanto a los centros privados de tratamiento de adicciones, es cierto que la rehabilitación de drogas puede resultar costosa. Algunas personas ni siquiera consideran el internamiento como una opción, creyendo que está fuera de su alcance. Pero el coste de la rehabilitación de drogas puede depender de varios factores, y hay opciones de rehabilitación para diversos presupuestos. Además, la mayoría de centros ofrecen facilidades de pago y el coste de una adicción a largo plazo es siempre mayor que su tratamiento.

Algunos centros pueden colaborar contigo o remitirte a otro centro de calidad más asequible. Si el costo de la rehabilitación interna es un obstáculo, también podrías considerar programas de rehabilitación de drogas ambulatorios.

Segundo mito: La rehabilitación de drogas es para cuando tocas fondo.

Muchas personas acuden a rehabilitación cuando ninguna otra opción de tratamiento ha funcionado. A menudo, han vivido con la adicción durante muchos años. Pero esto es un error ya que la rehabilitación puede ayudar a adictos severos, pero también puede ayudar a las personas a empezar a liberarse de la adicción antes de que afecte significativamente sus vidas. De hecho, la ciencia sugiere que la intervención temprana ayuda a mejorar los resultados del tratamiento.

La adicción no solo contribuye a problemas emocionales y de salud física, sino que también puede llevar a la falta de hogar, desempleo, deudas, rupturas y divorcio. Decidir ingresar en tratamiento de rehabilitación de drogas en una fase inicial puede ayudarte a comenzar el proceso de recuperación antes de que la adicción tenga un mayor impacto en tu vida.

Tercer mito: La rehabilitación solo es para personas que no pueden dejarlo por sí mismas

La idea de que la adicción solo le sucede a personas débiles o con defectos es generalizada. Puede parecer lógico: muchas personas experimentan con drogas, pero no todos se vuelven adictos. Sin embargo, el abuso de drogas altera la química cerebral y afecta la función cognitiva, generando deseos de la sustancia y, eventualmente, adicción. Ciertos factores, como la genética, pueden aumentar el riesgo de adicción en una persona.

Aunque una persona pueda elegir probar las drogas, no elige volverse adicta. Una vez adicta, muchos no pueden dejar de usar drogas sin ayuda profesional. Por tanto, reconocer la necesidad de ayuda con las drogas no es un signo de debilidad. Los cambios en el cerebro resultantes de la adicción pueden hacer extremadamente difícil, si no imposible, dejar de usar drogas sin el apoyo de profesionales de la salud capacitados en el tratamiento de la adicción.

Tanto si has intentado dejar las drogas y has tenido recaídas como si estás empezando a darte cuenta de que puedes tener un problema, un buen tratamiento de rehabilitación de las drogas puede ayudarte a iniciar el proceso de recuperación.

Cuarto mito: El tratamiento evita que una persona tenga una recaída

Según el Instituto Nacional Norteamericano sobre el abuso de las drogas, entre el 40% y el 60% de las personas que luchan contra la adicción tendrán una recaída. Si bien la rehabilitación puede ayudar a reducir el riesgo de recaída, completar un programa de rehabilitación de drogas no garantiza que nunca tendrás una recaída.

Pero la rehabilitación también tiene beneficios en este sentido. La investigación muestra que la rehabilitación puede ayudar a desarrollar habilidades para resistir los deseos. De esta forma, la recaída será menos probable y más controlada.  Las personas que participan en programas de tratamiento tienden a tener menos recaídas que aquellas que no lo hacen. El tratamiento, por tanto, te llevará a mejorar tus relaciones con amigos, familiares y seres queridos. Y desarrollar vínculos más fuertes con las personas que te importan también puede disminuir la probabilidad de recaída.

Quinto mito: La rehabilitación de drogas no funciona si obligas a alguien a ir

La rehabilitación puede funcionar incluso si el adicto no quiere entrar en tratamiento.

Algunas personas eligen ingresar en rehabilitación por sí mismas, pero otras, en cambio, no perciben los efectos de la droga en sus vidas o no creen que tengan un problema. Estas últimas, ingresan a regañadientes pero en el proceso de los 12 pasos del tratamiento empiezan a comprender la necesidad de actuar.

En muchas ocasiones los adictos se deciden a internarse en un centro de rehabilitación de drogas al recibir un ultimátum, tener un problema lagal o sentirse de alguna manera “forzado”. Estas personas también pueden mostrar algún rechazo inicial. Sin embargo, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos, las personas que se sienten presionadas para superar la adicción con el fin de mantener una relación importante o evitar cargos criminales, a menudo, tienen mejores resultados en el tratamiento, aunque no eligieron ingresar a rehabilitación por sí mismos.

El abuso de sustancias y la adicción pueden tener consecuencias graves y de por vida. Pero hay ayuda. La rehabilitación de drogas puede parecer una medida extrema, pero esto se debe en parte a los muchos mitos que rodean el tratamiento de rehabilitación.

Conclusión

Numerosos estudios respaldan los beneficios de la rehabilitación para la recuperación de la adicción a las drogas. Los centros de internamiento de adictos ofrecen un lugar seguro para comenzar el proceso de desintoxicación. Algunas instalaciones son costosas, pero es posible encontrar centros asequibles que trabajarán contigo para encontrar un programa de tratamiento que se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto.

No dejes que los mitos sobre la rehabilitación de drogas te impidan obtener apoyo para la recuperación de la adicción. La recuperación puede ser un viaje, pero no estás solo.

También te puede interesar
Consejos para evitar las drogas
Consejos para prevenir las drogas

Vivir en una sociedad donde las drogas están presentes es un reto, especialmente para los jóvenes. Por ello, es crucial contar con consejos para prevenir las drogas y así evitar que los adolescentes caigan en el mundo de las adicciones.

Leer más »
vivir con adicto a la cocaína
Vivir con un adicto a la cocaína

Vivir con un adicto a la cocaína deteriora las relaciones familiares y la salud mental de todo el entorno. Esta situación genera sentimientos de desesperación, incertidumbre, rabia y tristeza. Las familias, enfrentadas a las consecuencias de la adicción, suelen sentirse

Leer más »
Open chat
Hola!! te puedo ayudar?
Hola
No dudes en preguntar