Carrer Nord, 42 - 17600 Figueres - Girona
drogas y problemas de pareja

Drogas y problemas de pareja

El consumo de drogas y los problemas de pareja es un patrón bastante repetido. De hecho, cuando una persona adicta tiene pareja, lo normal es que deje de tenerla. En este artículo vamos a valorar qué tipo de problemas generan las drogas en la pareja y cómo abordarlos.

Consumo de drogas y problemas de pareja

Es de sobra sabido que las relaciones de pareja y el consumo de drogas no se llevan bien. Tener una pareja que bebe demasiado o consume drogas es como lanzar una piedra en un estanque tranquilo: los efectos se extienden y afectan a todo lo que está cerca. Cuando un miembro de la pareja consume drogas o bebe demasiado, el efecto de la onda tóxica repercute en sus hijos, familiares, amigos y compañeros de trabajo. Pero sin duda, quien más lo sufre suele ser la pareja del consumidor.

El precio de consumir drogas en la pareja

Las parejas en las que uno de los dos abusa de las drogas o el alcohol suelen ser especialmente infelices. De hecho, los niveles de rencor, desprecio y ansiedad son mayores entre las parejas que van a terapia cuando uno de los miembros tiene problemas con las drogas.

A medida que el consumo de alcohol o drogas empeora, comienza a disminuir el tiempo que dedicamos a nuestra pareja. Esto genera una barrera emocional entre los compañeros que es difícil de superar.

Las parejas con drogadictos o alcohólicos discuten más y los problemas relacionados con la violencia familiar se disparan. Pero el verdadero problema es la espiral hacia el abismo que genera recurrir a las drogas para solucionar los problemas de pareja generados por las drogas. Resulta paradójico pero es real. Un adicto recurre a las drogas cuando el mundo a su alrededor no le gusta. Y ahí es donde radica la principal dificultad de convivir con una persona con problemas con las drogas. Que ante cualquier revés de la vida se refugia en el consumo.

Este comportamiento, como es lógico, exaspera a la contraparte y el consumo de sustancias finalmente se convierte en una de las principales razones de las peleas o discusiones. Y así se completa el círculo vicioso en el que el consumo de sustancias causa conflicto, el conflicto lleva a más consumo para reducir la tensión, el conflicto sobre el consumo de sustancias se intensifica, vuelve a aumentar el consumo y así sucesivamente mientras que no se ataje el problema de raíz y se decida afrontar la adicción a través de un proceso de rehabilitación.

Síntomas de consumo de drogas y problemas de pareja

Existen señales que indican que el consumo de drogas está dañando la relación de pareja hasta el punto de que puede ser necesario buscar ayuda profesional. Estas son algunas de las señales de peligro comunes:

  • Discusiones sobre el consumo de drogas o temas relacionados. Aquí incluimos problemas de dinero, llegar tarde a casa, no cumplir con responsabilidades en el hogar, etc.
  • Tener que “cubrir” y excusar a la pareja que ha estado consumiendo drogas.
  • Recurrir al consumo de drogas para reducir la tensión o el estrés generado por discusiones sobre su problema con las drogas.
  • Si los dos miembros de la pareja consumen drogas, el principal problema aparece cuando consumir drogas es lo único que compartes con tu pareja.
  • Conatos de violencia doméstica o “toqueteos” cuando uno de los dos ha estado consumiendo drogas.
  • Descubrir que uno o ambos necesitan estar drogados para mostrar signos de afecto o hablar sobre los problemas en su relación.
  • La relación o la familia en su conjunto se aíslan de amigos y familiares para ocultar el problema de consumo de drogas.

No es necesario mostrar todas estas señales de peligro. En realidad lo recomendable es tomar medidas cuando aparezcan los primeros síntomas. puede ser el momento de “hacer balance” de la relación y pensar en cómo mejorarla.

El consumo de alcohol y drogas deberá detenerse y los problemas en la relación deberán identificarse y abordarse. Si tú o tu pareja mostráis más de uno de estos síntomas, no esperéis que estas cosas se solucionen con el tiempo. Desafortunadamente, eso rara vez sucede. Lo mejor es entrar en tratamiento lo antes posible o al menos llamar y preguntar sobre las alternativas de tratamiento disponibles. Si no, es muy probable que los problemas empeoren.

¿Puede ayudar el tratamiento de drogas a los problemas de pareja?

Existen diferentes tratamientos que pueden ser efectivos para reducir o eliminar problemas con el consumo de drogas. Algunos tratamientos conllevan terapia individual, terapia grupal, reuniones de autoayuda o grupos de apoyo como Narcóticos Anónimos.

Nuestros tratamientos son personalizados y diseñados por especialistas para cada caso concreto. Por lo tanto, si tienes un problema con el consumo de drogas, vale la pena entrar en rehabilitación, no solo para ti, sino también por tu pareja, hijos, amigos y otros. Si tu pareja tiene un problema con las drogas o el alcohol, ayudarle a entrar en tratamiento puede ser una de las mejores cosas que puedes hacer por vuestra relación.

¿Qué hacer si tu pareja no qiere entrar en tratamiento?

Si tu pareja tiene un problema con las drogas, pero no quiere ir a tratamiento ni buscar ayuda, porque no cree que el problema exista o porque no quiere participar en terapia no te frustres. Es una reacción muy habitual.

Los centros de tratamiento de drogas tenemos servicios de ayuda para familiares preocupados y trabajamos a diario con este problema. Podemos darte ideas e información sobre cómo motivar a tu pareja para buscar ayuda y dejarlo. Estos enfoques suelen ser muy útiles para conseguir que los familiares reticentes a buscar ayuda finalmente entren en tratamiento.

¿Cómo recuperar la relación después del tratamiento de desintoxicación?

La investigación ha demostrado que involucrar a las parejas en el tratamiento puede ser beneficioso para. Por tanto, todo lo que ayude a tu pareja a recuperarse de las drogas será bueno para la relación.

Pero también es importante tratar los problemas en la relación. Estos problemas no desaparecen porque el consumo de drogas haya cesado. Muchas parejas se sorprenden y se decepcionan al descubrir que siguen teniendo muchas peleas y discusiones después de que se ha detenido el abuso de sustancias.

El punto importante aquí es que el abuso de sustancias por parte de una pareja ha dañado la relación  y estos problemas también deben tratarse. Si no lo haces, estarás abonando el terreno para conflictos continuos que pueden derivar en recaídas en el consumo. Por tanto, la recuperación duradera depende, en parte, de mejorar la relación. Eliminar el consumo de drogas es solo el punto de partida; una vez alcanzada la sobriedad, una relación de apoyo y cariño puede ser uno de los factores más importantes para mantener esa sobriedad.

También te puede interesar
Consejos para evitar las drogas
Consejos para prevenir las drogas

Vivir en una sociedad donde las drogas están presentes es un reto, especialmente para los jóvenes. Por ello, es crucial contar con consejos para prevenir las drogas y así evitar que los adolescentes caigan en el mundo de las adicciones.

Leer más »
vivir con adicto a la cocaína
Vivir con un adicto a la cocaína

Vivir con un adicto a la cocaína deteriora las relaciones familiares y la salud mental de todo el entorno. Esta situación genera sentimientos de desesperación, incertidumbre, rabia y tristeza. Las familias, enfrentadas a las consecuencias de la adicción, suelen sentirse

Leer más »
Open chat
Hola!! te puedo ayudar?
Hola
No dudes en preguntar